Los 3 materiales aislantes del frío más respetuosos: - Orbesan
824
post-template-default,single,single-post,postid-824,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Los 3 materiales aislantes del frío más respetuosos:

materiales aislantes del frío

Los 3 materiales aislantes del frío más respetuosos:

Ha llegado el frío, como cada año pensamos que nunca hemos tenido temperaturas tan bajas pero lo cierto es que los grados seguirán bajando cada mes más hasta la primavera. Apagamos el aire acondicionado y nos cubrimos de capas y capas de ropa. Utilizar materiales aislantes del frío de calidad mejora el confort en cualquier tipo de edificio y supone un ahorro de energía importante.

3 materiales aislantes del frío para edificios:

  • Poliuretano expandido:

Otro aislante térmico, hidrófugo y antihumedad. Es el más usado cuando se tiene especial interés en el ahorro de energía, tanto en meses fríos como cálidos. El tiempo de vida útil de este material es muy elevando. Como mínimo durante 15 años mantendrá un aislamiento en perfecto estado. Es habitual colocarlo en paredes, techos y sótanos del interior del edificio.

  • Celulosa:

Es el aislante perfecto si lo que más te preocupa es el ahorro de energía pero el respeto del medioambiente. Es un material ecológico hecho con papel reciclado, cartón e hidróxido de aluminio. Se utiliza como aislante para invierno por su capacidad de retener el calor del interior del edificio.  Su excelente capacidad como aislante acústico lo hace ideal para oficinas y edificios de trabajo.

  • Fibra de plástico o poliéster:

Como aislante térmico es una opción perfecta. Este material se utiliza para envolver todo el exterior del edificio. Actúa como aislante del calor de fuera hacia dentro y del modo contrario evita que la temperatura del interior se escape. Además, actúa como hidrófugo evitando la entrada de agua y la generación de humedades.

Este material se encuentra en planchas entre 1.50 y 2 metros de ancho con un espesor entre 25 y 50 mm. Su capacidad aislante lo convierte en un material usado para el aislamiento acústico también.

Apostar por estas técnicas de aislamiento es apostar por el confort y el respeto por el medioambiente. Evitar el consumo de energía eléctrica para regular la temperatura supone un ahorro económico y de residuos muy importante.