Los desafíos a los que se enfrenta la construcción tras la pandemia | Orbesan
861
post-template-default,single,single-post,postid-861,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Los desafíos a los que se enfrenta la construcción tras la pandemia

construcción tras la pandemia

Los desafíos a los que se enfrenta la construcción tras la pandemia

La vuelta a lo que llamamos la “nueva normalidad” tras la pandemia supondrá un tipo de adaptación por parte de las empresas pertenecientes al sector de la construcción a una realidad y manera de trabajar distintas. Por ello, para continuar de forma adecuada las actividades laborales antes realizadas, se tendrán que llevar a cabo multitud de medidas y cambios que serán necesarios implantarlos en los distintos ambientes y sectores.

Los datos más recientes de profesionales del sector señalan que, manteniéndonos optimistas, el sector de la construcción podrá recuperarse de forma más rápida de lo que podríamos esperar e imaginar, incluso manteniendo y creando empleo. Sin embargo, esto no significa que deba dejarse a un lado la ayuda que aporta el recibir inversiones por parte del sector público y el privado. Algo que sigue siendo igual de importante para su recuperación.

Igualmente, resulta fundamental que las empresas constructoras incrementen su productividad, puesto que a día de hoy se encuentran a un 60-70%, lo cual no resulta sostenible a medio-largo plazo. Por tanto, lo que se debería de realizar es la vigilancia y observación del control de procesos y de inventarios. Para ello, los datos señalan que actualmente contamos con más de 1.000 empresas tecnológicas dedicadas a la construcción, cuyo objetivo y fin son la creación de aplicaciones que mejoran la gestión propia del sector.

Las amenazas

Una de las grandes amenazas a las que se enfrenta el sector es la aceptación y acogida de trabajos y proyectos por parte de algunas empresas que no podrán cumplir en los plazos fijados debido a la ralentización sufrida. Es por ello, que actualmente se estima necesaria una colaboración y cooperación dentro del sector que no lleve implícita una competencia entre las distintas empresas y constructoras. Existe espacio para que todas las empresas y organizaciones dejen a un lado sus diferencias competitivas y se comprometan a afrontar los desafíos que se aproximan de forma común y práctica. Para ello será necesario un acuerdo de buena voluntad entre empresas con el fin de resolver la situación y abrir un nuevo horizonte de posibilidades y oportunidades para el sector.

Lo que podemos afirmar es que un sector con tanta trayectoria e importancia como el de la construcción debe, igualmente, adaptarse a los nuevos desafíos que la situación demanda y en Orbesan no nos quedamos atrás.